Apple utiliza la robótica con fines ecológicos

Daisy: el robot de reciclaje de Apple

El robot responde al dulce nombre de Margarita. Una indiscutible referencia al medioambiente.

Si bien hay 5000 Apple Store en todo el mundo, la compañía de la manzana quiere multiplicar por 4 el número de sus sitios de reciclaje. De momento, sólo contamos con su existencia en Estados Unidos y los Países Bajos.*

Los iPhones recuperados se envían a estos talleres. Luego, Daisy los desmonta para separar las partes funcionales y reutilizarlas posteriormente.

En cifras, proporciona más de 7,8 millones de dispositivos Apple reacondicionados, el equivalente a más de 48.000 toneladas métricas de desechos electrónicos. Cifras extraordinarias logradas gracias a este robot de reciclaje. De hecho, Daisy es capaz de desmontar 1,2 millones de dispositivos al año, es decir, 200 dispositivos por hora.

 

¿Apple una compañía comprometida con el medioambiente?

Desde esta perspectiva medioambiental y ecológica, Lisa Jackson, Vice President of Environment, Policy and Social Initiatives de Apple ha declarado: “El reciclaje avanzado debe ser una parte integral de la cadena logística y Apple está allanando el camino para toda la industria”.

Para Apple, esto supone una oportunidad para recuperar materias primas como el cobalto o el estaño. La compañía es la primera en introducir un sistema de reciclaje de circuito cerrado. Además, la empresa casi redujo a la mitad su huella de carbono en la producción de dispositivos electrónicos.

Con el fin de mejorar sus técnicas de clasificación, desmontaje y pulverización. Apple ha decidido invertir en un laboratorio de robótica y deep learning para ser más eficiente y rápido en el procesamiento de dispositivos reacondicionados. Este laboratorio reúne a expertos tanto académicos, como ingenieros empleados en Apple.

 

También ha lanzado un programa de reciclaje y reemplazo de baterías para todos sus productos.

Apple indiscutiblemente ha mejorado su rendimiento en materia de utilización de recursos con respecto al año anterior. La marca está comprometida con el medioambiente y quiere que la gente lo sepa.

 

¿Pero a qué se debe esta fiebre repentina por el medioambiente?

No pretendemos poner en duda la buena fe de este gigante informático. Sus productos siguen arrasando en las tiendas. Sin embargo, es importante recordar que los esfuerzos de Apple llegan en un momento en que las sospechas de obsolescencia programada han socavado la confianza del público en la empresa.

La autoridad de competencia italiana condenó recientemente a las compañías Apple y Samsung por este motivo. Queda por ver si este caso, que data de octubre de 2018, puede crear jurisprudencia a nivel internacional…

 

 Leer también: SUEZ participa en el desarrollo de la smart city

*(Si no vives en uno de estos dos países, también puedes participar en este gran proyecto de reciclaje. Sólo tienes que devolver tu iPhone en un Apple Store o seguir el procedimiento de devolución indicado en el sitio web de la marca).