Cuando Amazon fue devorado por Uber

Desde su lanzamiento en 2015, el proyecto de envío de comida por mensajería de Amazon supuso una revolución. El auge de la comida a domicilio se ha disparado desde que el mercado se abrió a los particulares. Hoy en día, en todas las grandes ciudades, podemos ver muchos mensajeros en bicicleta con enormes bolsas refrigeradas con los colores de su empresa.

 

Hacia la uberización de la comida

Sin embargo, en el Reino Unido, el servicio de entrega de Amazon solo ha durado dos años. Por otra parte, aunque en Estados Unidos el programa de comidas ha durado 4 años, terminará el próximo 24 de junio.

Uber Eats, Deliveroo, Just Eat… Todo el mundo ha oído hablar ya de estas empresas que se han dado a conocer con dicho servicio. La competencia es enorme, pero estas son las marcas que lideran el mercado en la actualidad.

Uber Eats, aunque nuevo en el sector, se beneficia de su renombre y experiencia como conductores de VTC geolocalizados. Una importante presencia en el mercado, ya que en esta época de diversificación, Uber Eats está abriendo camino al transporte de alimentos perecederos en lugar de personas. Un doble reto para la marca, que hace unos años luchaba por escapar del marco legal que le había creado problemas con los taxis al entrar en el mercado francés.

 

Uber Eats quiere entregar comida por medio de drones

El nuevo objetivo del líder en alquiler de vehículos con conductor es abandonar la vía terrestre. Este concepto innovador se impone en vista de la popularidad de este sistema de entrega que cada día gana más adeptos. El precio, la rapidez del desplazamiento y el servicio han contribuido al desarrollo de este nuevo modelo de entrega.

Sin embargo, Uber Eats quiere ampliar su oferta y establecerse como la compañía de distribución de comida más rápida del mercado, al menos en los Estados Unidos. El área de San Diego de California ha sido elegida para probar este nuevo servicio.

 

Uber Eats se une a Uber Elevate

Por si fuera poco, Luke Fischer, responsable de Uber Elevate, está trabajando en un proyecto de taxi volador para la compañía. Recientemente declaró:

 «Uber se encuentra en una posición única para asumir este desafío, ya que contamos con la red de restaurantes y repartidores afiliados de Uber Eats, así como con la experiencia y la tecnología aeronáutica de (nuestra división) Elevate».

UberEats Mcdonald's

En fase de prueba con el gigante de la comida rápida Mc Donald’s, Uber pretende conservar su mano de obra humana. Así, los drones no serán totalmente autónomos, sino que contarán con pilotaje asistido.

El transporte requerirá un dron, pero la entrega del paquete siempre la efectuará un mensajero de Uber Eats. Ya se están buscando soluciones que permitan determinar el proceso más apropiado para recibir la comida. Concretamente, en lo referente al depósito en un punto de entrega y a la entrega tras el aterrizaje.

 

Queda por ver si el modelo de transporte de pasajeros puede aplicarse de la misma manera a la red aérea y, en particular, al transporte de alimentos. ¿Y qué hay de las aplicaciones, los servicios utilizados por los usuarios para seguir el recorrido en su móvil? Esta automatización del transporte de alimentos puede ser una amenaza real para la continuidad de la cadena alimentaria. Y recordemos que la cuestión de la cadena de bloques sigue siendo un tema especialmente candente hoy en día.

La seguridad de los datos también es un problema fundamental. El objetivo real de Uber es utilizar la información recogida por el servicio UberEtas para desarrollar la red Uber Elevate…

Comida o datos privados: pronto habrá que elegir.

 

Leer también: Helicus: el transporte médico mediante drones