Decisión europea para alertas nacionales

El sistema francés de alerta ciudadana se remonta a la Segunda Guerra Mundial. Activado entonces para evitar posibles bombardeos, su uso respondía a una jerarquía organizada. La transmisión de consignas de seguridad y la responsabilidad de activar las alertas incumbían a los prefectos y alcaldes. Desde entonces, este sistema ha sido parcialmente revisado y denominado SAIP (Sistema de Alerta e Información Ciudadana, por sus siglas en francés).

Hoy en día, la población se enfrenta a nuevos peligros, ya sean tecnológicos, terroristas o climáticos. Por ello, con el advenimiento de nuevos medios de comunicación, la movilidad tiende a obligar a los gobiernos a innovar en la creación de nuevos sistemas de alerta.

Varios países europeos ya han puesto en marcha nuevos canales de alerta para el público en general.

¿Cuáles son estos países y cuáles son los obstáculos a los que se enfrenta Francia en este ámbito?

Los líderes europeos en sistemas de alerta

Los Países Bajos, Lituania, Suecia y Bélgica han establecido sistemas eficaces. Hay una razón para ello: su proactividad. No es ningún secreto. Para tener un sistema fiable, hay que imaginarlo y diseñarlo para que responda a dos preguntas esenciales:

  • ¿Por qué?
  • Y ¿cómo?

Con la definición del objetivo y los soportes, ya podemos tener una idea más precisa de los medios de comunicación que podemos utilizar para transmitir mejor la información al mayor número de personas.

Eslovenia, Polonia, Rumania y Francia ya han iniciado debates sobre la modernización de sus sistemas de alerta, ya que no están satisfechos con los dispositivos actuales.

El ejemplo belga: Be Alert

En Bélgica, los alcaldes están en su derecho de alertar a la población y, para ello, tienen acceso a la plataforma nacional de seguridad Be Alert. Los burgomaestres (alcaldes), gobernadores (equivalentes a prefectos) y el Ministro del Interior también pueden utilizarla en caso de necesidad.

En activo desde junio de 2017, la alerta puede activarse a través de diferentes canales: redes sociales, correo electrónico, teléfonos móviles, ¡y también teléfonos fijos!

Este sistema permite enviar mensajes a las personas registradas. Para el resto de la población, la misión de la plataforma es geolocalizar los teléfonos móviles presentes en la zona de riesgo con el fin de enviarles el SMS adecuado a través de la red de su operador telefónico.

Situaciones hipotéticas, pruebas a gran escala

Benoit Ramacker, portavoz del Centro Nacional de Crisis de Bélgica, lo llama «formación para riesgos y alertas». En Bélgica, todos los primeros jueves de cada mes, los municipios pueden probar su sistema de alerta para sensibilizar al público. También señala que los ciudadanos están muy interesados en este tipo de ejercicio en su vida diaria.

En diciembre de 2018, se emitieron ya unas 50 alertas. Esto también tiene un coste para los ayuntamientos: alrededor de 1000 euros/año de cuotas de suscripción más las cuotas de comunicación por cada alerta activada. Solo los costes relacionados con el desarrollo de la plataforma se cargan al estado, y los SMS a los operadores de telefonía móvil.

 Suiza no se queda afuera ya que los habitantes experimentaron una tormenta a fines de octubre de 2018. La oportunidad, no de probar, sino de aprobar la aplicación Alertswiss, disponible para los sistemas Android e IOS. La optimización de esta aplicación habrá costado algo más de 1 millón de euros. En caso de crisis, la alerta se transmite en las tres lenguas nacionales y también en inglés. La policía cantonal, responsable de activar la alerta, centraliza la información para retransmitirla en todos los canales de difusión a través de un terminal específico.

Debate sobre la radiodifusión celular

La radiodifusión celular (o cell broadcast) es una técnica que permite enviar el mismo mensaje a través de una red de telefonía móvil a todos los abonados dentro de una zona geográfica determinada.

Bélgica ha rechazado precisamente esta solución para adoptar un sistema de alerta por SMS. Los belgas evitan así la restricción ligada al establecimiento de parámetros. Efectivamente es obligatorio configurar previamente los teléfonos para recibir mensajes de alerta a través de la radiodifusión celular.

Pero la principal desventaja de la radiodifusión celular es que no es multicanal. Es por ello que cada vez más países quieren complementar esta herramienta con aplicaciones digitales (tabletas, dispositivos conectados…).

¿Cuáles son los sistemas de alerta en Francia?

El sistema de alerta diseñado por Francia pretende ser único y distribuible en diferentes soportes:

  • redes sociales
  • paneles de mensajes variables (paneles de carretera)
  • y teléfonos inteligentes.

Por lo que respecta a las redes sociales, Francia dispone de una cuenta oficial en Twitter para las alertas (@Beauvau_Alert). En el caso del atentado del 11 de diciembre de 2018 en Estrasburgo, la alerta apareció en la cuenta a los 45 minutos del suceso.

Por su parte, los paneles de carretera siguen siendo soportes a gran escala, al igual que la televisión. La alerta de secuestro es el mejor ejemplo, ya que involucra a varias redes multicanal.

Sin embargo, el riesgo de noticias falsas y de pánico generalizado sigue siendo demasiado alto para tomarse a la ligera tales dispositivos. Ludovic Morand, Vicepresidente de Visov, es parte de la organización Redes Sociales para la Gestión de Urgencias. Los supervisores de su asociación realizan un seguimiento continuo. Analizan y verifican la información antes de publicarla en las redes sociales. Si bien es necesario confiar en los sensores humanos que representan a la población, también es esencial controlar la información.

La definición de alerta, un problema francés

Aquí, la terminología es importante porque está en el origen de la toma de decisiones. La comprensión de esta última es, por lo tanto, decisiva en el proceso de búsqueda de un nuevo dispositivo fiable.

De hecho, la sombra de la aplicación SAIP aún se cierne sobre el proceso de toma de decisiones. Y la idea de activar alertas en los niveles inferiores de responsabilidad para evitar retrasos excesivos entre el momento del evento y la transmisión de la información sigue siendo un tema espinoso. Como recordatorio, el SAIP fue diseñado para alertar a la población en caso de peligro a través de diferentes canales. La aplicación específica estaba destinada al envío de Notificaciones de smartphones (sin cargo adicional).

El pasado 14 de noviembre, el Parlamento Europeo votó a favor de la creación de un sistema de alerta de emergencia móvil y geolocalizado denominado «reverse 112» en caso de atentado y catástrofe natural. Esta disposición pone a los Estados miembros en una situación crítica.

De hecho, independientemente de que se haya iniciado ya o no, los Estados miembros de la UE tienen hasta junio de 2020 para establecer un sistema de alerta. Entretanto, ha surgido un esfuerzo colaborativo para promover la aplicación de medidas. Los estados tendrán que sera la altura de los peligros a los que se enfrenta la población.

También puede leer: Alerta ciudadana: ¿cuáles son los mecanismos activos en el mundo?