¿La ciberseguridad, un asunto de Estado?

En el mes de noviembre, el presidente de la República Francesa intervino en el Foro para la Gobernanza de Internet (FGI). En esta ocasión, Emmanuel Macron lanzó un importante llamamiento afin de mejorar colaboración entre los Estados y las empresas privadas. Las universidades completan esta asociación de inteligencias cuya iniciativa está ya muy extendida. De hecho, actualmente se combaten los ataques contra los datos personales sensibles. Pero también incluyen ataques contra quienes distorsionan e interfieren en los organismos electorales y las infraestructuras que dependen del estado.

 

50 países han firmado el documento

¡Se trataría de una muy buena cifra! Debemos admitir que ni los Estados Unidos de Donald Trump, ni la Rusia de Vladimir Putin, ni la China de Xi Jinping se encuentran entre los países firmantes! Además, estos países están involucrados en los más  importantes escándalos de piratería de datos de votantes en los últimos años.

Del lado de las empresas privadas, hay centenares de compañías líderes del mercado que han firmado el acuerdo como Google, IBM y Facebook. Aunque debemos destacar las lamentables ausencias de Amazon y Apple.

 

El llamamiento se resume en 8 puntos

No obstante, aquellos que han escuchado el llamamiento de Emmanuel Macron consideran que se han planteado muchos asuntos:

  • Intensificar la prevención y la resiliencia frente a actividades maliciosas en la red
  • Proteger la accesibilidad y la integridad de internet
  • Cooperar para prevenir posibles interferencias en los procesos electorales
  • Luchar de manera conjunta contra la vulneración de los derechos de propiedad intelectual a través de internet
  • Prevenir la proliferación de técnicas cibernéticas y programas maliciosos
  • Incrementar la seguridad de los productos y servicios digitales, así como la “ciberhigiene” de todos los usuarios
  • Tomar medidas contra el fenómeno de los cibermercenarios y las acciones ofensivas de personas e instituciones no estatales
  • Trabajar de manera conjunta para reforzar los estándares internacionales correspondientes.

 

¿qué piensan los firmantes?

¿Y cómo esperan restablecer la confianza de los ciudadanos en el ciberespacio?

«Las empresas de hoy tienen la responsabilidad de desarrollar la confianza y seguridad en el ciberespacio. Estamos convencidos de que la colaboración entre las diversas partes interesadas y el establecimiento de asociaciones público-privadas serán los únicos garantes de esta confianza y permitirán a las empresas afrontar los nuevos riesgos y amenazas que pesan sobre ellos. Por lo tanto, nos resulta más que evidente que debemos responder a este llamamiento del Estado y ayudar a construir una confianza digital que necesitamos más que nunca». Son las palabras de Philippe Trouchaud, responsable de ciberinteligencia en PwC.

¿Cuáles son las reticencias?

Brad Smith, el presidente de Microsoft, también hizo mención a este asunto en su discurso : «Esta es una gran oportunidad para avanzar en esta dirección gracias a un proceso multipartito».

¿Serán suficientes estas declaraciones de intenciones para seducir a países como Israel o Irán? Por el momento, ambas naciones abogan por estrategias mucho más agresivas. Y hacen también de la manipulación de datos un verdadero activo en la «guerra económica».

«Si miramos hacia atrás, en los últimos tres o cuatro años observamos un movimiento muy relevante, una ola de liderazgo del sector privado», declaró finalmente Megan, responsable de las políticas de ciberseguridad en Public Knowledge. Este una de las ONG firmantes de denominado Llamamiento de París (Paris Call).

 

Por último, la ausencia de restricciones o de referencias en el cifrado de las telecomunicaciones no es muy convincente para algunas partes involucradas. Por lo tanto, el alcance de este llamamiento sigue siendo muy limitado. Pero este «Llamamiento de París» es principalmente un símbolo y un mensaje de esperanza. Ayuda aquellos que mantienen su confianza en la inteligencia colectiva.

 

Leer también : Ciberseguridad, los 10 puntos de vigilancia para 2019