Trazabilidad y geolocalización de los objetos conectados: las principales ventajas en logística

La idea surgió un día que a Clément, uno de los tres fundadores de esta empresa emergente francesa, le robaron su moto. Si ésta hubiera contado con un sensor conectado, habría sido posible geolocalizarla y quizá incluso recuperarla. Sin embargo, la inspiración de este joven ha evolucionado rápidamente desde un mercado para el público en general, hasta el de empresarios que despliegan sobre el terreno una gran cantidad de vehículos o equipos, sin saber bien cómo y cuándo se usan o están disponibles. Hibbo proporciona tanto los objetos conectados que forman parte de los “activos empresariales” en cuestión, como la plataforma que permitirá controlar su actividad.

Esta compañía incubada por Telecom Paris Tech y asistida por Angers, la Ciudad Conectada, ya ha visto recompensada la originalidad del modelo en la primera edición del IoT Business Hub. Sus inicios ya son prometedores, con clientes tan importantes como Engie o Bouygues Construction.

Pero, ¿por qué una empresa del sector de la construcción podría necesitar a Hibbo?

Ofrecemos conectar equipos de construcción como grúas, contenedores, remolques o generadores eléctricos, con el fin de mejorar su rendimiento, mantenimiento, y reducir los costes de las operaciones“, explica Clément Bénard. “El objeto contiene una gran cantidad de sensores, como un chip GPS, un acelerómetro, una sonda de temperatura, un sensor efecto Hall…Esto nos permite controlar el uso, la inclinación, los golpes o la presencia de una fuerza magnética.”. Esta excelente gestión de recursos ha permitido a Bouygues en concreto reducir su factura de alquiler de equipos entre un 4 y un 6%, lo que constituye varios millones de euros al mes.

 Lo mismo ocurriría con una flota de camiones refrigerados, cuyo empresario o el centro logístico podrían no solo verificar la disponibilidad, sino también el respeto de la cadena de frío durante todo el trayecto. Por tanto, todos los equipos pueden ser monitoreados y optimizar tanto su uso como sus condiciones operativas.

Pero ¿qué pasa con la seguridad y la fiabilidad de los datos?

¿Cuáles son las bases técnicas de las soluciones Hiboo?

Las soluciones Hiboo se basan en redes de baja potencia (LPWAN = Low Power Wide Area Network) y Sigfox aporta la seguridad que ya incluye un alto nivel de protección de las conexiones entre objetos conectados y la plataforma de recuperación.  “En nuestro objeto, el código incrustado no se puede leer sin el otro extremo del algoritmo, que se encuentra en el interior del servidor. Por tanto, si el mensaje es interceptado, será ilegible.En cuanto al servidor, trabajamos con la compañía Heroku, que es la que utiliza Salesforce. Aunque el riesgo cero no existe, hemos hecho todo lo posible para alcanzarlo”, afirma Clément. De la misma forma, la API de Hiboo permite a los empresarios conectar los equipos que ya cuentan con sensores a la plataforma y, por tanto, tener una unidad en el monitoreo y procesamiento de la información sobre el conjunto de los recursos. Este será el caso, por ejemplo, de los aeropuertos de París, que tendrán una excelente visibilidad de su flota mientras ésta se desplaza por las pistas.

Proteger y optimizar los equipos o los recursos, rastrear y conocer su disponibilidad en tiempo real, constituye una referencia de progreso real para todas las empresas. La seguridad proporcionada por los objetos conectados y los servidores que alojan los datos, sigue siendo un elemento clave en el mundo digital.

Leer también: Idemia y CapGemini: seguridad aumentada