La inteligencia artificial velando por la seguridad

De aquí a 2040, debería haber unos 50.000 aviones en el espacio aéreo. Según los cálculos de Boeing y Airbus, en este momento habría unos 650.000 pilotos.

Para alcanzar esa cifra tan desorbitada, se necesitaría duplicar la oferta de formación. Pero ante esta escasez de pilotos, los existentes acumulan horas extra actualmente. Este panorama explica por qué se está investigando tanto sobre inteligencia artificial y su integración en los sistemas de pilotaje.

 

El hombre vs. la máquina: ¿cuál es la verdadera amenaza?

Jérôme Bouchard, especialista aeronáutico en la consultora Oliver Wyman, considera que el factor humano está en el origen de la gran mayoría de accidentes.

Por lo que la inteligencia artificial se visualiza como la panacea para evitar los errores humanos y logísticos del sector aéreo. La web PlanetCrashInfo asegura que los errores de control constituyen el 53% de las causas de los accidentes.

Nota del editor: 59% si contamos los errores humanos en el terreno (tipo de error de apreciación o de manejo).

 

En contraste, los reacios a la autonomía de los vuelos nos recuerdan que los imprevistos también juegan un papel importante en este nefasto registro. Los imprevistos más frecuentes suelen ser los siguientes:

  • turbulencias
  • problemas con los pasajeros que pueden afectar el vuelo (como la falta de civismo o una enfermedad)
  • colisiones de aves
  • actos malintencionados
  • fallos técnicos/humanos
  • e incluso explosiones de baterías de smartphones.

 

Además, la automatización de las máquinas y la planificación de vuelos ya están presentes en el sector aéreo, así que ¿por qué tanto temor a la llegada de la inteligencia artificial?

La diferencia radica en la capacidad de toma de decisiones, explica Henry de Plinval. El director del programa de drones en el centro de investigación aeroespacial francés cita como ejemplo la posibilidad de modificar el control de un avión durante una avería.

 

La inteligencia artificial: la nueva arma de la guerra aérea

Según Patrice Caine, CEO de Thales, las tecnologías en IA pronto permitirán a los pasajeros viajar con un solo piloto a bordo. Lo que promete ser una revolución en el campo aeroespacial. Y aunque da a entender que los aviones sin piloto de momento no se encuentran en la agenda, tampoco niega la viabilidad de este proyecto.

De hecho, los vuelos con un solo piloto en cabina podrían ver la luz para 2022. Thales se ha asociado con Airbus para impulsar la realización de una colaboración de todas las soluciones técnicas existentes.

Estas innovaciones se refieren principalmente al software de planificación de vuelo y de gestión de navegación. Hoy en día disponemos de programas que pueden optimizar las trayectorias y evitar colisiones.

 

IA puede volar a mano armada

Sin embargo, este sigue siendo un tema delicado para las compañías privadas. En cambio, al menos un sector particular está interesado en este avance…¡el ejército!

De hecho, Jean-Yves Le Drian, el ex Ministro de Defensa tiene una idea concreta en mente sobre este tema. Para él, los militares ven en esta innovación varias ventajas, incluyendo:

  • la exposición a soldados con riesgos menores (es preferible sacrificar una máquina que una vida humana)
  • una gestión más eficiente de las operaciones sobre el terreno (en términos de rapidez y coordinación)
  • la discreción observada durante las misiones , reforzada por la capacidad de las máquinas para comunicarse entre sí y su velocidad para analizar las situaciones con el software adecuado

 

Debido a la falta de interés por el desarrollo de este tipo de tecnología para la cabina del piloto, los investigadores están pensando en desarrollar una plataforma interactiva: Sésar. Como una base de datos inteligente, el avión estaría en constante comunicación con los agentes y las infraestructuras que deben regular su vuelo. Este hub deberá también generar información en tiempo real y comunicársela a los pilotos para que puedan tomar decisiones en base a la misma.

 

La inteligencia artificial ya no es una tecnología a debate, sino con la que debemos aprender a convivir. Con más de 37 millones de vuelos, este medio de transporte es cada vez más popular y utilizado en todo el mundo para medias y largas distancias. La inteligencia artifical ha encontrado un nuevo sector prometedor.

Actualmente se encuentran en fase de diseño, aunque ninguna compañía aérea se ha lanzado por el momento a la compra de estos dispositivos.

 

Leer también: El aeropuerto del futuro estará equipado con reconocimiento facial