Israel, el nuevo laboratorio de los  fabricantes de automóviles

Destino Israel

Al igual que Seat (Grupo Volkswagen), numerosos fabricantes de automóviles se han instalado en Israel a través de alianzas de capital o de colaboraciones con start-ups que pretenden revolucionar nuestra movilidad.

“Seat ha decidido dar otro paso aquí en Tel Aviv por razones estratégicas, porque queremos ser conocidos como una empresa de tecnología que ofrece movilidad en vez de como un simple fabricante de automóviles”, declaraba a la prensa Matthias Rabe, vicepresidente investigación y desarrollo de Seat.

Entonces, ¿por qué este entusiasmo y cómo se seleccionan las empresas que entran en el seno de los grandes fabricantes?

La tecnología puntera de Israel es el resultado de la investigación aplicada en el campo militar  y de la seguridad. Sin embargo, resulta evidente el apoyo y las inversiones del Estado desde hace varias décadas. Por otro lado, la ciberseguridad es otro punto fuerte de la alta tecnología israelí y muchas empresas de informática también tienen aquí su sede o sus centros de investigación.

En el automóvil, todos los grandes nombres están presentes: General Motors, Renault-Nissan, Tesla, Toyota, Fiat, BMW y Mercedes Benz, por nombrar algunos. Entre los ejemplos de empresas innovadoras que atraen a los genios de coding venidos de todo el mundo se incluyen Mobileye, que se ha convertido en el líder mundial en sistemas de prevención de colisiones, o Autotalks, que desarrolla chips electrónicos que permiten una alta conectividad en los vehículos, lo que les permite comunicar sus posiciones.

Muchas aplicaciones están a bordo de nuestros vehículos

Mobileye, adquirido en 2017 por Intel, anunciaba en CES18 en Las Vegas a través de su jefe, Amnon Shashua, que habían vendido más de 8 millones de chips EyeQ (el producto estrella de la compañía). Protección de ciclistas, evitación de colisiones para autobuses o camiones, las aplicaciones son numerosas y todas las empresas importantes lo han incluido en sus vehículos (o lo harán en los siguientes modelos producidos a gran escala). Pero lo mejor viene con la nueva estrella:

 “el EyeQ4H, [entrada] en producción en marzo de 2018, muestra 2.5 TOPS (miles de millones de operaciones por segundo) de rendimiento para una potencia de 6 vatios.”

Además de estos avances en el rendimiento, se están abriendo otras vías a la start-up como un nuevo programa dirigido al crowdsourcing del mapeo HD de carreteras para la conducción autónoma. Cerca de 2 millones de automóviles estarán equipados con REM (Road Experience Management) en 2019 y fabricados por BMW, Nissan y Volkswagen. Y Amnon Shashua agregó que “ahora se están cartografiando todas las autopistas japonesas y tenemos otros colaboradores para  2019”.

Israel, el nuevo laboratorio de los fabricantes de automóviles

Por su parte, Autotalks, anuncia que Hyundai va a realizar una gran inversión en su tecnología para el desarrollo de microprocesadores (basados ​​en ARM Cortex A7) específicos para V2V y V2X tanto para automóviles como para motocicletas. El objetivo se fija a más largo plazo, ya que los vehículos autónomos de nivel 4 deberían salir a la luz en el horizonte  de 2021. La comunicación directa entre vehículos permite evitar ciertos errores en el análisis de los datos proporcionados por otros sistemas en condiciones delicadas (como por ejemplo mal tiempo). Volvo, cuya misión de marca es ante todo la seguridad de las personas, ya ha decidido trabajar con Autotalks y con su tecnología V2X.

Vemos que los centros de investigación se juntan por especialidad en  Estados dinámicos. El mercado de vehículos autónomos proporciona un gran campo de experiencia; ¿un  guiño a los clusters de competitividad franceses?

Leer también: Progresos y desafíos del vehículo autónomo