Sea, hack and sun… 3 consejos para cuidar tu información personal durante las vacaciones

La vía de entrada de la mayoría de los ciberataques son los correos electrónicos. Durante la época estival, de hecho, hay un aumento de correos electrónicos fraudulentos sobre ofertas de viaje.

 

1.     ¡Las redes sociales no son buenas!

Según un estudio británico y un informe de BFMTV.com, el 10% de los usuarios de redes sociales creen haber sido víctimas de un robo o algún tipo de delito a causa de sus publicaciones.

Tu vida es privada, pero divulgarla en redes sociales la hace pública. No hay que subestimar la labor de búsqueda de los hackers. No dudan en coger el logotipo de las empresas de las que eres cliente o en utilizar los mismos textos como los que abundan en tu buzón de entrada. Incluso las simples fotos de tus billetes de avión son demasiadas pistas para los hackers.

Revelar las fechas de salida de tus vacaciones es abrirles las puertas a posibles ladrones.

De hecho, un hacker puede adaptar su correo electrónico en función de la información encontrada en internet, y esto también resulta válido cuando anuncias tus próximas vacaciones.

La CNIL (Commisión Nacional de Informática y de las Libertades) recomienda también extremar la precaución en lo que respecta a la publicación de fotos donde alguien podría identificar tu lugar de residencia durante las vacaciones.

 

2.     Un mensaje de respuesta automática ya dice demasiado

Los correos electrónicos profesionales también pueden ser una fuente de información valiosa que sería mejor no divulgar.

De hecho, ¿cuántos de vosotros habéis programado un correo electrónico de respuesta automática durante vuestras vacaciones?

Esta es la señal tan esperada por los ciberdelincuentes para llevar a cabo sus ataques. Ya que es raro que una empresa reemplace a un empleado durante sus vacaciones.

El mensaje de respuesta automática es la alerta que avisa a los estafadores de cuando lanzar sus ataques. Por ejemplo, un administrador de sistemas puede advertir contra la falta de actualizaciones de software y la fragilidad de todo un sistema informático.

 

3.     ¡No trabajes durante tus vacaciones!

Un consejo simple y claro… y sin embargo, cuantos de vosotros os sentís obligados a revisar vuestros correos electrónicos en vuestro teléfono móvil “solo por leer“, “ solo para estar informado “.

¡Ten en cuenta que un ataque de phishing tiene 3 veces más éxito en un teléfono que en un ordenador!

La razón es sencilla, el smartphone no es la herramienta más adecuada para consultar los correos electrónicos, especialmente si éstos son profesionales. De hecho, su lectura exige una atención que uno no puede dar en una situación en la que hay un desplazamiento o fuera del marco del trabajo.

Aumentar la vigilancia al usar tu teléfono móvil no debe ser un consejo, sino un hábito.

 

4.     Ordenador/Wi-Fi público: despídete de tu privacidad

Si no lo sabías, tómalo como una verdad absoluta: las sesiones privadas en ordenadores públicos no te protegen de los intentos de phishing.

Además, es más probable que estos ordenadores estén contaminados por registradores de teclas (keyloggers) u otro malware. Son ordenadores públicos, y por tanto, tienen más probabilidades de albergar virus. Es más, los cibercafés no se benefician de un servicio de ciberseguridad tan avanzado como el de tu empresa.

Por analogía, la conexión a la red wifi pública es igual de peligrosa. Aquí, tus conversaciones y comunicaciones se pueden espiar y grabar sin tu conocimiento. El wifi de los hoteles o el de los aeropuertos, son fuentes igual de poco fiables y las redes están protegidas a un nivel que pueden dejar muchas puertas de entrada a posibles hackers. 

 

Consejos a seguir

¡Pero que este artículo no arruine tus vacaciones! Desde nuestra redacción, te dejamos estos consejos para que aproveches al máximo tu merecido descanso anual…

ANTES

  • Verifica como bloquear/geolocalizar tu teléfono móvil en caso de pérdida o robo
  • Crea una dirección de correo específica para tus vacaciones para evitar dar tu correo electrónico personal al llegar al hotel o para reservar en lugares de ocio.

¡No olvides que tu dirección de correo electrónico es una parte integral de lo que ahora se conoce como tu identidad digital!

  • Intenta ser impreciso en tus mensajes de respuesta automáticos, ¡es mejor revelar poco que revelar demasiado!
  • Haz una copia de seguridad de la información/documentos antes de irte de vacaciones.
  • ¿Eres una empresa? Puedes evitar que tus empleados accedan a la red corporativa desde un ordenador no identificado o una conexión pública. Depende de ti tomar medidas.

 

DURANTE

  • Evita exponer tus vacaciones en las redes, ¡aunque estés deseando hacerlo!
  • Utiliza una VPN en tu smartphone, ¡es posible! Y además no es nada caro: ¡4€/mes para ciertos modelos!

Como ocurre en tu ordenador, este sistema permite encriptar tus comunicaciones, garantizando además una seguridad extra.

 

Leer también: La ciberseguridad: un recurso indispensable para los operadores turísticos