Los RSSI destacados en Assises de la Sécurité:

2e edición del Gran Premio de los RSSI

En este mes europeo de la ciberseguridad, tenía lugar en Mónaco la edición nº 18 de las Assises de la Sécurité.

Con un programa de intervenciones que cubrió los diferentes campos de la seguridad informática, desde la protección de datos al delito informático industrial, se concedía por segundo año consecutivo el Gran Premio de los RSSI en 4 categorías. Sometidas al examen de un jurado de exigentes expertos, las iniciativas en materia de sensibilización del público interno y externo de una empresa han captado particularmente la atención. Conocimientos punteros, creatividad en las acciones implementadas y sentido de la pedagogía son las cualidades que reunían en sus expedientes y experiencias los nominados.

 

Un jurado excepcional

Así, para fomentar la compartición de buenas prácticas y hacer que empresas de todos los tamaños puedan aprovecharlas, era necesario reunir en el jurado a miembros del CESIN, du CLUSIF, du CIGREF y de la ANSSI. La presidencia de este jurado excepcional se confió a Alain Bouillé, RSSI del grupo Caisse des Dépôts, y presidente del CESIN, quien recuerda que «la recompensa no va necesariamente a los mayores presupuestos, sino más bien al contrario, analizamos más el nivel de seguridad alcanzado que el presupuesto asignado». Más que las nuevas tecnologías o la investigación sobre los medios de hacer segura la nube, son los procedimientos orientados a implicar al personal o a los usuarios de los sistemas de información los que han recibido los votos este año.

 

¿Quiénes son los premiados de 2018?

El Premio especial del jurado recae en Stéphane Tournade, director de Seguridad y Auditoría de los Sistemas de Información de los laboratorios Servier. «El colaborador es la primera defensa de la empresa», explica al presentar su programa de sensibilización basado en programas de formación cortos y lúdicos. Se trata más bien de conseguir adoptar el buen reflejo en materia de seguridad que de pedir que los colaboradores se hagan expertos.

Ciertamente no es una casualidad que el Premio Cultura Seguridad haya recaído en Viviane Maleterre, ¡RSSI de la Alta Autoridad para la Salud! El objetivo de 2016 era reagrupar la dirección general de la salud del ministerio y las 7 agencias sanitarias bajo una misma comunicación con

15 000 agentes. Aquí, una vez más, es el usuario quien es el centro de toda la atención. Para embarcar los equipos, una película y también un juego de cartas jugado cara a cara han creado el diálogo y mejorado la adhesión de todos al proyecto.

 

Otras categorías han sido recompensadas

Sin embargo, no se han dejado de lado los discursos más técnicos y los otros premiados son testigos de ello. Así, Dominique Alleron, director de seguridad regional de Axa Tech Europe, ha recibido el Premio al método más innovador y Fabien Lemarchand, RSSI de Cdiscount, el Premio al más prometedor. Ambos se han interesado por la seguridad de las infraestructuras y por la calidad de la información desde los centros de decisión, tanto desde el plan de los materiales expuestos como desde los test de intrusión. Así, el Bug Bounty ya es desde ahora un tema de conversación; lo que traduce la voluntad de abrir un poco el mundo de la seguridad de la empresa. En efecto, acudir a expertos «extranjeros» para testar los sistemas y mostrar los fallos de un sistema de información puede parecer que va contra la intuición en un mundo más bien cerrado y poco hablador.

Prueba de que las mentalidades evolucionan, que la seguridad informática es un tema complejo, las

Assises de la Sécurité 2018 dan ejemplo premiando a los que se atreven e innovan permanentemente.

 

Leer tambien:

Citalid, la startup que evalúa los riesgos asociados con los delitos cibernéticos ha recibido el Premio a la Innovación 2018 en el evento Les Assises de la Sécurité