Obsolescencia no programada para Internet Explorer

¿Cuáles son los riesgos de utilizar Internet Explorer?

¿Son los usuarios de Internet Explorer los únicos comprometidos?

¿Qué es un fallo zero-day?

¿A qué se debe este fallo?

Encontrarás todas las respuestas a continuación.

 

Internet Explorer está muerto…

Antes de nada, debemos recordar que esta vieja gloria fue el navegador más popular durante 20 años. Es decir, con la llegada de internet a los hogares a principios de los años 90.

En aquella época venía instalado con Microsoft por defecto. Lo que benefició enormemente a Internet Explore. Y además gracias a ello, consiguió contribuir a la accesibilidad de la web y la información en los hogares.

También es cierto que IE, que había conseguido hacerse un hueco en el panorama informático, había derrocado en su origen a Netscape Navigator, un navegador que lucha por permanecer en la memoria.

Dos grandes razones explican esta amnesia del público: La primera, es que Netscape Navigator desapareció hace diez años (en 2008 para ser más exactos). La segunda, es que éste dio paso a Mozilla Firefox.

De hecho, el sucesor de Netscape Navigator ha reemplazado en última instancia a Internet Explorer, que a su vez había destruido previamente su modelo… El círculo se ha cerrado.

 

… ¡Vivan GAFAM!

La llegada al mercado de sus principales competidores marcó el fin de su hegemonía.

En un principio desafiado por Mozilla Firefox y Chrome, y finalmente por Safari, Internet Explorer lucharía respetando a sus rivales. Finalmente caería ante la implacable batalla de los gigantes de la web, a finales de la primera década de los 2000.

Los aficionados a todo tipo de conspiraciones, encontrarán aquí temas para debatir, ya que son GAFAM las que están detrás de estas herramientas: Apple es el desarrollador de Safari. También tenemos a Google, que lo apostó todo a su propio caballo, Chrome (el navegador más utilizado actualmente – Statcounter Global Stats, abril de 2019).

 

Un fallo descubierto recientemente

Sin embargo, si hace ya tiempo que IE fue superado por estos navegadores más potentes, ¿por qué se lanza ahora una alerta de seguridad?…

¿Has oído hablar del zero-day?

El denominado fallo zero-day, es una vulnerabilidad informática sin una solución dada o conocida, y por lo tanto, no tiene ninguna actualización de seguridad. John Page, un investigador de seguridad, descubrió que era posible robar cualquier tipo de documento a través de Internet Explorer si se daban 2 condiciones:

* el uso de archivos con la extensión .MHT

* Windows como sistema operativo.

 

Un hackeo fácil y rápido

Peor aún, utilices o no IE, no estás fuera de peligro. Sólo es necesario tener instalado Internet Explorer por defecto para que tu ordenador sea vulnerable. Dicho de otro modo: ¡Los usuarios de otros navegadores no están a salvo!

De acuerdo con la información de Browset Market Share, sólo el 9% de los usuarios utilizan este navegador. Esto se debe a la falta de interés del público, pero sobre todo a la de Microsoft. Repelido por su propio creador, Microsoft lleva sin actualizar Internet Explorer desde 2015, cuando además lanzó Edge,  anunciado como reemplazo de IE.

Desde entonces, Internet Explorer ha caído en el olvido y está indefenso ante los ciberataques.

 

En la misma línea, Microsoft ha decidido detener oficialmente la producción de Windows 10 Mobile. Su voluntad de integrarse en el universo smartphone y de aprovechar su popularidad y la experiencia de la marca no han sido suficiente. La suspensión está prevista para diciembre de 2019; Windows pretende iniciar esta nueva década de la mejor forma posible y con nuevos proyectos, por ahora secretos.

¿Tienes un Windows 10 Mobile? 

Windows te ofrece una solución: cambia tu teléfono y opta por los sistemas operativos Android o iOS. Si el mismo Windows te aconseja que te vayas a la competencia…

 

Leer también: La seguridad de los datos móviles a la luz del 5G