¿Vivirás una experiencia mejorada a bordo de tu próximo Renault?

En su conferencia de prensa de apertura del Salón del Automóvil de París, Carlos Ghosn anunció que la experiencia a bordo de un coche, ya sea conducido por uno de los pasajeros o autónomo, se transformaría. En respuesta a las expectativas de las nuevas generaciones que desean utilizar su tiempo de viaje de forma diferente, el responsable de la alianza Renault-Nissan-Mitsubishi presentó AEX, una experiencia editorial mejorada diseñada en colaboración con el grupo de prensa Challenges. La idea es proporcionar una cantidad significativa de contenidos informativos y educativos, producidos por las diferentes revistas del grupo y ofrecidos en diferentes formatos, incluyendo podcasts, que son muy populares, tras la aparición del vídeo.

 

Experiencia de coche 100% conectado

El video es sublime y las imágenes de personas felices de viajar en un vehículo autónomo son tranquilizadoras. Para Renault, “Time on board is life on board” añade Carlos Ghosn, y entendemos que la movilidad, cuyo crecimiento sigue la curva de la demografía global, ya no es un reto de producto sino de experiencia. El fabricante, que ofrecerá en el día de mañana una experiencia 100 % conectada y fiable, creará sin duda un valor añadido que será percibido por sus clientes. Así, el vehículo se convertirá en “un espacio de vida interactivo, conectado y personalizado”, y la asociación con Google para hacer que los coches sean compatibles con “Android” va en esta dirección. Para 2021, los coches del grupo serán los más “conectados” del mercado, promete su jefe.

 

Un viaje en coche: una “experiencia de aprendizaje”

La asociación con el grupo Challenges consiste más bien en sustituir un viaje por una “experiencia de aprendizaje” para llevar a los pasajeros “más allá de su destino”. Aprender moviéndose, otra fórmula para el dicho popular: los viajes desde la juventud, finalmente se convertirían en una realidad, aparte de mirar el paisaje a través de la ventana. El contenido editorial estará disponible a través de una interfaz de voz conectada al servidor de contenidos. Esta interfaz inteligente será capaz de ofrecer una selección de contenido personalizado, reproducir versiones de audio y almacenarlas para más tarde de acuerdo con las preferencias del pasajero. A través de la inteligencia artificial, conocerá los gustos e intereses de los diferentes usuarios del vehículo y podrá invitarlos a vivir experiencias únicas y de calidad. El contenido también puede ser proyectado en las ventanas/pantallas del coche, que entonces serán una completa herramienta multimedia. Está claro entonces que, dado que la cuestión de la seguridad sigue siendo primordial, será obvio confiar el volante al propio automóvil.

 

El vehículo: un centro de entretenimiento

En la visión de Carlos Ghosn, el vehículo autónomo pronto se convertirá en un centro de entretenimiento adicional en la vida de las personas. Es urgente hacerlo lo más cómodo y entretenido posible. Atrás quedaron los días de poner un DVD o un clásico de Chopin para evitar escuchar el eterno “¿falta mucho?”.

Esta innovadora experiencia fue accesible a los visitantes del Salón del Automóvil de París de octubre, ofreciéndoles la oportunidad de entrar en una cápsula de 4 metros de diámetro, creando las condiciones para un viaje en vehículo autónomo con pantallas repletas de pantallas y provistas de diversos contenidos.

¿El futuro de la movilidad estará en manos de los productores de contenidos? En cualquier caso, esta es la convicción del grupo Renault de que “la tecnología debe ser borrada detrás del contenido”.

 

Leer tambien : Israel, el nuevo laboratorio de los fabricantes de automóviles